Servicios

En Piedrafita Mountain le proponemos un servicio de restaurante y de cafetería, además tiene un punto de encuentro y descanso en el salón con chimenea , en la terraza y, si la fecha del año lo permite, la piscina y el terreno de juego son unos espacios donde disfrutar también de la montaña.

Restaurante y cafetería

El restaurante de Piedrafita Mountain es el lugar donde tomar un buen desayuno antes de un intenso día de actividades o una buena cena después de una larga caminata.

La oferta gastronómica se basa en una carta de productos locales y de temporada. Propone un ambiente montañero y casero, con grandes mesas para compartir, charlar en largas sobremesas y preparar una próxima excursión por la montaña. En la planta baja del restaurante, un pequeño bar-cafetería es otro punto de encuentro informal. Tomarse una taza de té con un trozo de tarta casera se convierte en uno de los placeres habituales y sencillos de Piedrafita Mountain.  

Salón – Punto de encuentro

Desde el acogedor salón, cómodamente sentado, se disfruta de la puesta de sol sobre las cumbres cercanas. Una chimenea crepita mientras se habla de naturaleza o se mira una película de aventura. Este lugar preciado de nuestros huéspedes es un punto de encuentro para salir al monte o reencontrase tras un intenso día de naturaleza.

Terrazas

Piedrafita Mountain es un mirador de la naturaleza. En la gran terraza del restaurante podrás disfrutar de las más preciosas vistas del Pirineo. Cada casa y apartamento dispone tambien de una terraza equipada. Aquí se vive más fuera que dentro, en perfecta comunión con la naturaleza.

Piscina

En los meses de verano, la piscina será el lugar donde refrescarse de los calurosos días de sol. Desde el agua se contempla el Circo Glaciar Tensino y las cumbres más altas del Pirineo Oscense. Leer al sol en una cómoda tumbona, contemplar el paisaje y relajarse escuchando la naturaleza, son placeres sencillos e intensos.

Terreno de juego

Piedrafita Mountain es una finca de 4 hectáreas de naturaleza. Seguir a pie o en raquetas de nieve los caminitos que se adentran en el bosque El Betato, famoso en el Valle de Tena por su belleza y singularidad, bajar la pista de trineos en invierno o jugar un partido de futbol en la gran pradera de Piedrafita Mountain, son algunas de las experiencias que se viven a diario en el entorno natural que acoge el complejo.